Cocinaucraniana

En Ucrania lo tenemos claro: el camino al corazón de un huésped pasa por su estómago.

Sobre todo si nuestras especialidades gastronómicas van acompañadas de nuestra distinguida selección de vinos. ¡Y sin duda así es!

No hay buenas vacaciones sin una buena comida. No es posible explorar un país sin un viaje a través de lo más destacado de su cocina.

La cocina ucraniana es conocida por sus deliciosos sabores, sus tecnologías culinarias tradicionales y sus generosas formas de servir a los comensales. Es una parte importante de la cultura y el estilo de vida del país. La clasificación mundial de Yonderbound sitúa a Ucrania entre los 20 mejores países del mundo en cuanto a comida.

Actualmente, Ucrania mantiene su liderazgo económico como garante de la seguridad alimentaria en el mundo. Ucrania exporta una aportación importante de productos agrícolas, tales como cultivos, maíz, aceite de girasol, cereales, soja y carne, entre otros. Conoce más sobre las relaciones culturales de Ucrania con otras naciones, reflejadas en su cocina, en un libro sobre diplomacia culinaria publicado por el Instituto Ucraniano y Їzhakultura.

Las comidas familiares y la cocina en casa son tradiciones que siguen prosperando en Ucrania. Muchas familias siguen utilizando a diario tecnologías tradicionales de elaboración de alimentos, tales como la fermentación, el encurtido y el ahumado. Visita el mercado agrícola más cercano para comprar encurtidos, carnes y frutas secas y ahumadas, requesón e infusiones locales.

En las distintas regiones se puede vivir una experiencia culinaria muy diferente. Ve a Ucrania Central, famosa por su Chornozem -tierra negra-, para probar los alimentos a base de cereales, Varenyky y Galushky. En las zonas montañosas y boscosas del oeste de Ucrania, encontrarás platos de setas, bayas y bryndza, un queso local hecho con leche de oveja. En el sur, caminando a la playa compra sandías o tomates directamente del campo. Cuando visites a los lugareños, aprovecha para cocinar con los anfitriones para conocer sus recetas familiares.
En las grandes ciudades – Kyiv, Lviv, Odesa – la cultura de restaurantes y bares está en auge. La comida forma parte de la experiencia y el espíritu local. Prepárate para pronunciar el lema de Taras Shevchenko «Borites’ – poborete» (Luchad y ganaréis) antes de entrar en el “Ostannya Barykada” en Kyiv.

Yaroslav Artyukh, uno de los pocos chefs ucranianos que aparecen en la guía Michelin, trabaja en Kanapa, reinterpretando las recetas tradicionales con su propio estilo de fusión.

Al visitar Kryivka en Lviv, recuerda utilizar el saludo “¡Slava Ukraini! Heroiam slava!”. Odesa ofrece su especial comida regional, influenciada sobre todo por su ubicación junto al mar: pruébala en los restaurantes de Slava Libkin.   

¿No sabes qué elegir en un menú tan extenso? Empieza por lo básico.

Apréndese de memoria nuestro pequeño diccionario para gourmets para no perder un precioso tiempo de comida al llegar al restaurante:

El Borscht, incluido en la lista del patrimonio inmaterial de Ucrania, tiene una historia centenaria y existen más de 70 recetas. El borscht suele servirse con bollos de ajo llamados pampushky. Los ingredientes clave de esta abundante y rica sopa ucraniana son la carne, la remolacha y una variedad de verduras que van desde las judías hasta la col, aunque también hay opciones de borscht sin carne y sin remolacha. Entonces, ¿cómo se sabe que es borscht y no una sopa cualquiera? La fórmula de la sopa de remolacha está en el equilibrio entre el sabor agrio y el dulce, y cada familia ucraniana tiene su propio secreto para lograr esa armonía. Hay que probar el borscht, cocinado en un horno de leña en el restaurante de Ievgen Klopotenko 100 rokiv tomu vpered

Borsch. Sopa de remolacha tradicional ucraniana
Foto: klopotenko.com

El Pollo Kyiv es un filete de pollo fresco frito con un trozo de mantequilla. Este plato ha dado fama a Ucrania y se sigue sirviendo en los restaurantes de moda de Londres, Nueva York y otras ciudades del mundo. 

El pollo Kyiv con puré de patatas
Foto: Elster, Shutterstock

Los varenyky se hacen con masa, pero el relleno depende de la imaginación de cada uno. La col guisada, la carne picada o los menudillos, las setas, el requesón (dulce o agrio), las cerezas, las grosellas o las patatas son los rellenos más típicos. No te olvides de poner una generosa porción de smetana (crema agria) en el plato. 

Varenyky servidos con cebolla salada caramelizada en un cuenco sobre una mesa
de madera – comida ucraniana tradicional
Foto: Bukhta Yurii, Shutterstock

El banosh se sirve en todos los restaurantes de los Cárpatos. Se hace con sémola de maíz y se sirve con grasa de cerdo frita, setas y queso bryndza, y se cocina tradicionalmente al fuego para que quede bien ahumado.

Banosh, un plato tradicional ucraniano de grano de maíz con grasa y queso de oveja
Foto: mongione, Shutterstock

Las bebidas especiales de la cocina ucraniana son el uzvar, el hidromiel, el kvas, el zbyten y la compota. El uzvar es una bebida sana y refrescante que se elabora con frutas secas. Los ingredientes más populares son las manzanas, peras y albaricoques secos, las ciruelas pasas, las pasas y la miel.

La diversidad ucraniana y el pluralismo de sus nacionalidades se reflejan vivamente en su cocina. La cocina tártara de Crimea tiene sus peculiaridades debido a la geografía de Crimea. La dieta de los lugareños se compone principalmente de carne y productos lácteos, así como de frutas y verduras. Para probar la verdadera cocina tártara de Crimea, prueba el chibereki (чіберек), que tiene una corteza crujiente y un jugoso relleno de carne. Es uno de los platos más populares y se sirve tanto como comida diaria como en días festivos. Khatykh (кхатикх), una bebida de leche agria, combina perfectamente con el chibereki.

Estando en Kyiv, hace falta visitar el restaurante tártaro de Crimea Musafir. Disfruta de la cocina ucraniana en más restaurantes de Kyiv, Lviv y Odesa.

Este sitio web no se ha actualizado desde la mañana del 24 de febrero. En este momento Rusia invadió Ucrania. Desde ese mismo momento, los ucranianos se “congelaron” al final del invierno. No apartes la mirada de la guerra

You cannot copy content of this page